SOBRE EL MOVIMIENTO

SOMOS un grupo de dirigentes de organizaciones populares, intelectuales y artistas del pueblo, así como abogados defensores de presos políticos y perseguidos sociales quienes guiados por servir al pueblo de todo corazón y con desinterés absoluto, hemos constituido el “Movimiento Por Amnistía y Derechos Fundamentales”.

APARECEMOS en nuestro país en momentos que a nivel internacional se vive la segunda crisis económica general de la globalización, la más grave del sistema capitalista y cuyas consecuencias las sufre principalmente el pueblo. A nivel nacional el gobierno actual prosigue aplicando neoliberalismo, restringiendo el mercado interno sirviendo así a los intereses de la gran burguesía compradora, el capitalismo burocrático y el imperialismo, principalmente norteamericano.

EN EL CAMPO POPULAR hay resistencia contra la opresión y explotación. El centro de sus luchas es por derechos fundamentales del pueblo trabajador y explotado exigiendo: Trabajo y producción nacional, derecho a trabajar, aumento de salarios, estabilidad laboral, mejores condiciones de trabajo, reposición de despedidos; salud, educación y seguridad social públicas y gratuitas; real igualdad de la mujer ante la ley; protección de niños y ancianos; propiedad de la tierra y derecho inalienable al agua para los campesinos, defensa de los recursos naturales y libertades de expresión, opinión, organización y movilización.

EL REGIMEN RESPONDE con represión, criminalizando las protestas populares, estigmatizándolas como “terrorismo” y aplicando el derecho penal del enemigo, mientras campea la delincuencia y hay carencia de una política de seguridad que proteja al pueblo.

LOS PROBLEMAS DE LA NACIÓN SE COMPLEJIZAN por la subsistencia de los problemas no resueltos de la guerra interna vivida en nuestro país en las décadas 80 y 90 del siglo pasado y el conflicto limítrofe con Chile que se ventila en La Haya. Son dos graves problemas de nuestro país, uno interno y otro externo. Por ello es tarea pendiente y necesaria la reconciliación nacional. La amnistía general para los presos políticos y perseguidos sociales es la forma de resolver nuestro problema interno contra quienes creen que sólo la cárcel hace justicia, traficando y viviendo de los muertos de la guerra, ésta ya ha terminado y los muertos son de todos.

QUEREMOS resueltamente aportar a la solución de los problemas de nuestro país, de la nación peruana, de nuestro pueblo trabajador y explotado luchando por sus derechos fundamentales y la democratización de la sociedad peruana, que deben plasmarse sin restricciones en una nueva Constitución a través de una Asamblea Constituyente.

REIVINDICAMOS nuestro derecho a participar en la vida política del país conforme al artículo 35º de la Constitución, incluyendo la participación en elecciones expresando y defendiendo las reivindicaciones del pueblo. Estamos recogiendo las firmas necesarias para inscribirnos en el Registro de Organizaciones Políticas que lleva el Jurado Nacional de Elecciones para lo cual pedimos apoyo y adhesión de los sectores populares. Consideramos que en esta nueva década que se abre deben quedar atrás el encono, la venganza, la persecución política. La verdad debe abrirse paso con un debate amplio y sin prejuicios, dejando todo interés personal o de grupo y anteponiendo los interese del pueblo y la nación peruana.

ESTAMOS DISPUESTOS a buscar convergencias con otras fuerzas y personalidades democráticas y establecer alianzas con otras organizaciones políticas sobre la base de los siguientes:


LINEAMIENTOS PROGRAMÁTICOS



Por la democratización de la sociedad peruana en beneficio del pueblo proponemos:



1.- Nueva Constitución que contemple los derechos fundamentales del pueblo.



2.- Restitución de las libertades, derechos, beneficios, y conquistas democráticas conculcadas. Defender los derechos fundamentales y del pueblo.



3.-Libertad económica para el pueblo. Contra el neoliberalismo y la globalización manifestación actual del imperialismo. Revisión de los contratos con las empresas monopólicas. Defender los recursos naturales. Producción Nacional y trabajo para el pueblo.



4.-Libertad política. No a la criminalización de las luchas populares y contra la política persecutoria.



5.-Defender la Nación. Defender la soberanía nacional y la integridad territorial.



6.-Solución política, amnistía general y reconciliación nacional.




Perú, Enero de 2010