ACERCA DE INAMBARI. II

MOVIMIENTO POR AMNISTIA Y DERECHOS FUNDAMENTALES

¡POR PRODUCCION NACIONAL Y TRABAJO PARA EL PUEBLO!
¡LIBERTAD ECONÓMICA, CONTRA EL NEOLIBERALISMO Y GLOBALIZACIÓN, REVISIÓN DE LOS CONTRATOS CON LAS EMPRESAS MONOPÓLICAS!

A la opinión pública, a nuestro pueblo:
El gobierno aprista prosigue aplicando neoliberalismo al servicio de la globalización imperialista, al servicio de los grandes capitales monopólicos, principalmente del imperialismo norteamericano.
Al amparo de los tratados de Libre Comercio, ha entregado grandes extensiones de nuestro territorio para la explotación de minerales, hidroeléctricas, extracción de petróleo y madera, etc., continuando con una economía centrada en exportar minerales como hace décadas. Así la sociedad peruana es primario exportadora como ayer, o incluso más, somos país exportador de productos agrícolas y minerales en lo fundamental. La industrialización del país es una quimera centenaria.
Dentro de esos proyectos entreguistas, está la construcción de la Central Hidroeléctrica de Inambari, en cumplimiento del convenio de la Integración Energética Perú – Brasil, del 5 de marzo d 2010, utilizando el pretexto de “interés público superior” pretenden entregar extenso territorio de nuestra selva puneña a los intereses del Brasil, en perjuicio del pueblo de Inambari, de Puno, del Perú.
Para la aplicación de estos proyectos, el Poder Ejecutivo busca aprobar dos proyectos de ley totalmente lesivos a los derechos fundamentales del Pueblo, en el presente caso de Inambari – Puno, Cusco y Madre de Dios. Pues el proyecto firmado por García Pérez y Velásquez Quesquen y, presentado con carácter de urgente al Congreso, ha sido derivado a las Comisiones de Justicia y Mujer, éste pide modificar el artículo 8º de la ley Nº 28223, ley del desplazamiento interno.
El artículo8 de la ley 28233, está referida a los desplazamientos internos por conflictos armados ( de esa manera el Estado peruano ha reconocido mediante Ley expresa la guerra interna, con fines declarados de protección a las poblaciones desplazadas para su retorno o para su desplazamiento), pero el gobierno aprista pretende incorporar –además – la causal de movilización de los pueblos, en razón de “grandes proyectos de desarrollo”.
De esa manera quieren utilizar legislación y tratados internacionales específicos para temas de conflictos, para acondicionarlos y beneficiar a los grandes monopolios imperialistas, para seguir usando la llamada lucha contra el terrorismo en la aplicación del neoliberalismo en función de los TLC y la globalización.

Ponen en cuestión el Convenio Nº 169 de la OIT, suscrito por el estado Peruano en 1994, así, la Comisión de expertos en aplicación de convenios y recomendaciones de la OIT, instó al Estado peruano a suspender todas las actividades de exploración y explotación de los recursos naturales mientras no se asegure la participación de las comunidades, previa consulta informada a los pobladores, a quienes, como en el caso concreto, les asiste el derecho de luchar por el respeto a sus tierras y a las riquezas naturales de Inambari.

Un aspecto principal es, que alrededor de 10,000 habitantes serán desplazados forzosamente de sus tierras, alejados de sus lugares de origen, de su medio de subsistencia, en función de que? en función del interés del gran capital brasileño. Nuevamente la tierra se convierte en mercancía mediante el despojo campesino para acumulación de capital en beneficio de la evolución del capitalismo burocrático e imperialista.
El impacto ambiental que implicaría este proyecto, con la depredación de 38,000 a 41,000 hectáreas de bosque, daño irreversible a la flora y fauna, que repercutirá en el parque Bahuaja Sonene, la deforestación de hectáreas de bosque, llevará a la desaparición de un ecosistema, el cambio climático y medioambientales que sucederán a la construcción del proyecto Inambari de concretarse.
La Selva Peruana es pulmón del mundo, es fuente de agua y en ella discurre la vida de grandes poblaciones de cuyo desarrollo y mercado interno se hace tabla rasa.
Llamamos al Pueblo de Puno, del Sur y del Perú, a luchar por la defensa de los derechos fundamentales del pueblo de la selva pues este es un problema que no solo afecta a Inambari, sino a toda la región Sur y al Perú, porque nuevamente éste gobierno está entregando nuestros recursos para intereses que no son del pueblo peruano, sino a intereses extraños, en el presente caso Brasil, nuevamente la gran burguesía peruana muestra su carácter entreguista en contra de los intereses del Perú.
Quienes han defendido históricamente el territorio y la soberanía ha sido el pueblo, nuevamente hoy debemos luchar en defensa de Inambari..

Por una Nueva Constitución.
Contra la política neoliberal y entreguista de García Pérez.
Contra la Criminalización de las luchas populares.
Solución Política, Amnistía General y Reconciliación Nacional.

Lima, mayo de 2010.




 
Comité Organizador.
Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales

También te puede interesar

0 comentarios