¡DENUNCIAMOS EL PLAN REACCIONARIO CONTRA LA

 AMNISTÍA GENERAL Y LA INSCRIPCIÓN DEL 

MOVADEF!



El Movimiento Por Amnistía y Derechos Fundamentales se dirige a nuestro pueblo y a la opinión pública en general para denunciar el siniestro plan de la reacción que apunta contra la amnistía general e impedir nuestra inscripción en el Jurado Nacional de Elecciones para negar nuestro derecho a participar con nuestra organización y candidatos propios en las próximas elecciones generales, regionales y municipales. En el fondo no quieren representantes del pueblo en los organismos del estado porque se oponen a la amnistía general  y están en contra de los derechos fundamentales del pueblo.
El 20 de noviembre de 2009 nacimos a la vida política nacional con los objetivos de luchar por una amnistía general y defender los derechos fundamentales del pueblo. Fijamos claramente nuestra posición de participar en la vida política del país conforme al artículo 35º de la constitución y presentar candidatos propios en las elecciones generales, regionales y municipales como medio para el logro de nuestros objetivos, y así lo hemos hecho en el último proceso electoral. En función de esto y con el fin de inscribirnos en el Registro de Organizaciones Políticas, en la misma fecha compramos del JNE el correspondiente Kit Electoral.
Desde nuestra aparición fuimos objeto de estigmatización y desprestigio tildándonos de “terroristas” “organismo de fachada del terrorismo”, imputaciones que rechazamos, pues, no hemos sido, no somos, ni nunca seremos terroristas.
Después de nuestra movilización en la U. de San Marcos a favor de la amnistía general, la reacción pasó a la intimidación y amedrentamiento, promoviendo y alentando  una proterva persecución política contra nuestros activistas acompañada de denuncias penales por el llamado delito de “terrorismo” y apoyada por una intensa  campaña mediática.
De la estigmatización, desprestigio, intimidación y amedrentamiento pasaron a la represión abierta materializada con la detención y el encarcelamiento el día 15 de setiembre de 2011 de siete activistas de nuestra organización, en circunstancias que se encontraban realizando pintas en el contexto del inicio de nuestra campaña a favor de una amnistía general para civiles, militares y policías de la guerra interna. Fueron arbitrariamente privados de su libertad por quince días y denunciados por “terrorismo” fueron llevados ante el juez, pero logramos su libertad gracias a las movilizaciones que hicimos y el apoyo de nuestro pueblo, así como las denuncias hechas a nivel nacional e internacional.
Toda esta campaña negra y aún la detención de nuestros activistas no ha repercutido  en nuestras filas como esperaban, no han podido amedrentarnos ni mellar nuestra moral revolucionaria y por el contrario hemos salido más fortalecidos. Ahora la situación del MOVADEF es otra, hemos dado un salto y en contra de los deseos de la reacción  hemos logrado posicionarnos en la vida política nacional y la perspectiva es buena para nuestro pueblo.
Las fuerzas reaccionarias están en contra de la amnistía general y de los derechos fundamentales del pueblo; pero a pesar de sus deseos la amnistía general se abre paso, ya es una tendencia social y se impondrá más temprano que tarde porque no solo es necesidad de nuestro pueblo, el país y la sociedad peruana en su conjunto, sino es la única forma de solucionar políticamente los problemas derivados de la guerra popular que el Partido Comunista del Perú inició el 17 de mayo de 1980 contra el estado peruano y que terminó  con la captura de Abimael Guzmán el 12 de setiembre de 1992. Estos problemas no se resuelven con juicios ni amenazas de juicios eternos a unos ni con condenas a penas draconianas contra los revolucionarios sepultándolos vivos en la cárcel.
La reacción se ha asustado porque hemos podido recolectar cerca de 360,000 firmas para nuestra inscripción. Temen la participación  de la izquierda en las elecciones, de nosotros  que nos guiamos por el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento gonzalo. Nos temen porque saben que representamos los intereses del pueblo y no quieren que este tenga quien lo represente para que lo defienda y por esto desatan contra nosotros persecución política por ideas, en contra de lo establecido en el artículo 2º de la Constitución que claramente establece: “No hay persecución por razón de ideas o creencias”. Sirviendo  a  esto ya se han levantado voces que dicen: “Hay que cerrar filas para impedir la inscripción del MOVADEF” (Mulder, Iberico). “El JNE no debe permitir la inscripción del MOVADEF”. (Mercedes Cabanillas).
Denunciamos que el JNE cediendo a la presión política y con el fin de impedir nuestra inscripción, está recurriendo a diversas formas de descaradas maniobras, tinterilladas y prácticas dilatorias que a continuación señalamos:
PRIMERO: De las 159,481 firmas presentadas el día 29 de marzo de 2011, fecha de presentación de nuestra solicitud de inscripción, arbitrariamente nos eliminaron 79,481 firmas. ¡ cincuenta por ciento ! Sólo reconocieron 80,000 firmas válidas.
SEGUNDO: No obstante que el día 13 de mayo de 2011 el JNE nos comunica mediante oficio Nº 2417-2011-ROP/JNE que para nuestra inscripción debíamos completar 145,057 firmas de conformidad con el artículo 5º de la Ley 28094; sin embargo, el día 25 de julio de 2011 expide la Resolución N 662-2011-JNE mediante la cual ahora se nos exige 164,664 firmas, es decir casi 20,000 firmas más.
Estando en trámite nuestra inscripción es ilegal que cambien las normas recurriendo a adelantar la vigencia de la Disposición Transitoria Única de la Ley 29490, la misma que expresamente establece que su aplicación se hará al concluir los procesos electorales del 2011. Por esta arbitrariedad que amenaza nuestros derechos constitucionales, principalmente a participar en la vida política del país, el día 24 del mes en curso nos hemos visto obligados a recurrir ante  el Poder Judicial emplazando al JNE mediante Proceso de Amparo para que se declare judicialmente en nuestro caso, la inaplicación de la Resolución Nº 662-2011-JNE. Consideramos que el JNE no debe ceder ante la presión política de las fuerzas reaccionarias, pues si no, ¿Dónde quedó la democracia que tanto cacarean?
TERCERO: Ante estas arbitrarias exigencias del JNE y contando con el apoyo de nuestro pueblo, nuestros activistas con denodado  esfuerzo y sacrificio, dejando familia, trabajo y estudios lograron recolectar 88,857 firmas más, las mismas que fueron entregadas al JNE el día 16 de setiembre de 2011 en el contexto (¿coincidencia?) de una bien montada campaña  de “terror blanco” con llamadas de amenaza de bombas que condenamos oportunamente.
Pero la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) no se queda atrás y recurriendo a maniobras dilatorias han demorado hasta hoy 40 días para la verificación de nuestras firmas, pues hasta ahora no somos notificados del resultado, motivo por el cual  ayer no hemos podido entregar nuestras firmas. Sin embargo, extraoficialmente conocemos que ahora nos han eliminado 48,754 firmas ¡Casi el cincuentaicinco por ciento! y sin darnos ninguna razón valedera  sólo estarían reconociendo 40,103 firmas. ¡No hay explicación para este abuso! más aún sí se tiene en cuenta la opinión del Secretario Técnico de Transparencia, Percy Medina, quien ha declarado que después de un proceso electoral “todas las firmas vuelven a ser vírgenes”, es decir “existen 19 millones de firmas disponibles”. (“Diario 16” 19/09/11).
Así, hoy tendríamos 120,103 firmas válidas reconocidas por el JNE. Considerando su arbitraria exigencia debemos llegar a completar 164,664 firmas para nuestra inscripción, nos faltarían 44,561 firmas. Están jugando al desgaste de nuestras fuerzas y jalando tiempo pretenden que lleguemos a fines de noviembre 2011 sin haber logrado nuestra inscripción para así aplicarnos la reforma de los artículos 5º, inciso b), y 17º, inciso a) de la Ley 29490 y entonces exigirnos para nuestra inscripción el 3% de los votos emitidos en el último proceso electoral, es decir 493,992 firmas.
Todas  estas  acciones de desprestigio, intimidación, persecución política, represión, maniobras dilatorias y tinterilladas no podrán vencernos, y contra los deseos de la reacción persistiremos en nuestra lucha por amnistía general y la defensa de los derechos fundamentales de nuestro pueblo, logrando  nuestra inscripción en el JNE para participar en elecciones, lograr representantes y coadyuvar al logro de nuestros objetivos, que son los objetivos comunes que nuestro pueblo tiene y lo une pese a sus divergencias.
El día de hoy y para completar las 44,561 firmas que nos faltarían según el JNE hemos presentado aproximadamente 109,340 firmas más. Sabemos que su verificación no debe exceder de una semana, pero, ¿Ahora cuantas nos van a eliminar? ¿60%? ¿70%? ¡ basta ya de tanto abuso ! Rechazamos que pretextando el cumplimiento de trámites administrativos y cuestiones formales se niegue nuestra inscripción, pretendiendo rehuir el debate de fondo cual es su intención de impedir la participación política de los revolucionarios, de los marxistas-leninistas-maoístas, pensamiento gonzalo en la vida política del país.
Agradecemos muy profundamente el inconmensurable apoyo que nos ha dado nuestro querido pueblo en este nuevo momento de lucha política y que siempre nos ha apoyado acompañándonos en los momentos más difíciles.

¡AMNISTÍA GENERAL PARA CIVILES, MILITARES Y POLICÍAS DE LA GUERRA INTERNA!
¡LUCHAR POR LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DEL PUEBLO!
¡LIBERTAD PARA LOS PRISIONEROS POLÍTICOS  Y DE GUERRA!
¡POR NUESTRO DERECHO A LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA!

Perú, 26 de octubre de 2011                                      COMITÉ PERMANENTE DEL C.E.N.

También te puede interesar

0 comentarios