PRONUNCIAMIENTO


¡RECHAZAMOS LA PERSECUCIÓN MACARTISTA CONTRA LA LUCHA POPULAR!

Mientras el gobierno de derecha de Ollanta Humala prosigue desenvolviendo una persecución política macartista contra todo aquel que se le oponga, el pueblo continúa enarbolando en las calles la defensa de sus derechos fundamentales. Las medidas políticas y económicas que aplica se dan en función de desarrollar su camino capitalista, como una vez más lo vemos reafirmado en las declaraciones de Humala en su discurso inaugural de la CEPAL donde menciona “incluir para crecer” y “construir un Estado más moderno y eficiente” pretensiones orientadas con mayor énfasis a sectores como educación, salud y seguridad.

Aseveraciones que remarcan aún más la continuación de su plan de nueva acumulación originaria de mayor explotación y esquilmación de la clase, el pueblo y los recursos naturales. Lo hemos visto con la aprobación de una serie de leyes, como parte de la segunda reforma del Estado que ha venido impulsando con la ley de reforma magisterial, ley de servicio civil, de reforma de salud, y la próxima que están por aprobar; la nueva ley universitaria. Leyes antilaborales y antipueblo que han sido impuestas bajo mandato del FMI y el Banco Mundial, que atentan contra los derechos de miles de trabajadores y estudiantes.
Por otro lado, tenemos la llamada “inclusión social” de la que tanto se ufana el gobierno, que no es más que la incorporación al sistema productivo general para la generación de plusvalía a costa de explotarnos y desangrarnos y servir al enriquecimiento de un puñado de grandes burgueses, así como la concentración de capital en pocas manos. Recordemos el tan cacareado crecimiento económico, acaso ¿el pueblo se ha beneficiado? En lo absoluto. Las vacas gordas solo han sido para unos pocos burgueses que se han llenado los bolsillos.
Frente a ello, no es casual que la lucha popular se incremente en el campo y principalmente en las ciudades del país. Es la expresión de rechazo de la clase y pueblo a los planes que se imponen a sangre y fuego al servicio del imperialismo. Nuevamente los médicos de Essalud y el Ministerio han anunciado el inicio de una huelga nacional, y por otro lado, la huelga nacional indefinida que iniciarán los técnicos, asistenciales y administrativos en la misma fecha; ambos ante el incumplimiento de sus demandas por parte del Ministerio y en rechazo a la privatización de la salud para el pueblo y contra la conculcación de sus derechos. Asimismo, los trabajadores del poder judicial que llevan más de un mes en huelga nacional indefinida no han cejado en su lucha por ser excluidos de la ley del servicio civil.


Rechazamos que frente a la creciente lucha popular, el Estado aplique una mayor represión, criminalizándolas y desatando una persecución macartista e inquisitorial contra todo aquel que se le oponga con tal de tener el camino libre y desenvolver sus planes. El caso de los quince mineros artesanales de Madre de Dios detenidos por bloquear una carretera, y a quienes les han impuesto prisión preventiva por siete meses acusados por el delito contra la tranquilidad pública y disturbios. Para agravar más el problema, las fuerzas armadas están llevando acciones en la zona de Huepetuhe, asesinando y violentando a la población y los trabajadores por exigir que el Estado les garantice su derecho al trabajo. Exigimos su libertad inmediata y el cese de hostilización contra el pueblo de Madre de Dios.



Repudiamos las falsas declaraciones del rector Cotillo, y el cancerbero procurador Julio Galindo, así como las intenciones de preparar las condiciones para perseguir y reprimir la lucha estudiantil en las universidades a nivel nacional. Consideramos que debe respetarse el derecho de los jóvenes universitarios a organizarse políticamente, a la libertad de pensamiento y expresión. En estas circunstancias, es necesario deslindar con aquellas opiniones, como la de Giampietri, llamando a intervenir las universidades por parte del Ejército, o las de los rectores de las universidades públicas reunidos en la comisión de Defensa del Congreso por una supuesta “infiltración” del movadef en los centros de estudios. Rechazamos tales imputaciones, nuestra organización es un frente político creado para luchar por los derechos fundamentales y una solución política a través de una amnistía general que nos lleve a una reconciliación nacional. Nos hemos constituido actuando dentro del marco legal que la constitución peruana ampara.

Estamos firmes en nuestra guía ideológica, nuestros lineamientos programáticos aprobados en el II Congreso, y en continuar sirviendo al pueblo de todo corazón y con desinterés absoluto. Más aún en circunstancias complejas donde se desenvuelve una persecución macartista e inquisitorial contra los comunistas, contra marxistas-leninistas-maoístas, pensamiento Gonzalo, contra los verdaderos demócratas y que se extiende a las luchas populares. Denunciamos al Estado Peruano y el gobierno de derecha de Ollanta Humala por violar los derechos constitucionales y fundamentales de nuestros dirigentes y activistas detenidos, así como de los luchadores sociales que están siendo reprimidos en distintos lugares del país.

¡EXIGIMOS LA LIBERTAD INMEDIATA DE NUESTROS ACTIVISTAS 
Y LUCHADORES SOCIALES!
¡SOLUCIÓN POLÍTICA, AMNISTÍA GENERAL Y RECONCILIACIÓN NACIONAL!
¡POR NUESTRO DERECHO A LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA!
¡ABAJO LA PERSECUCIÓN MACARTISTA E INQUISITORIAL DEL GOBIERNO DE DERECHA DE OLLANTA HUMALA!
¡LUCHAR POR AMNISTÍA GENERAL NO ES DELITO!

También te puede interesar

0 comentarios