SOBRE LOS PLANES ECONÓMICOS DEL ESTADO

¡ABAJO EL PLAN ECONÓMICO DEL ESTADO PERUANO

AL SERVICIO DEL IMPERIALISMO!

Las secuelas de la crisis económica general que vivió el mundo se siguen mostrando, lo constatamos en la ralentización del crecimiento de la primera economía del mundo, en el esfuerzo chino por frenar la caída de su crecimiento o en la pugna de la unión europea por zafarse del estancamiento, aplicando agresivas políticas de austeridad y manteniendo altas tasas de desocupación. De esta manera las secuelas de la crisis recaen sobre los hombros de la clase y el pueblo. 
En este marco constatamos el crecimiento de nuevos puntos de contienda bélica, que hacen ver las pugnas por el control del mundo y la contradicción principal naciones oprimidas – imperialismo. A los conflictos que se dan en Ucrania y Siria, se agrega lo de Irak que crece rápidamente y amenaza expandirse en la región, nueva situación que revela el fracaso yanqui que luego de su invasión no ha logrado controlar un día dicho país, que ahora está dividido en tres áreas dominadas por los sumitas, chiitas y los kurdos respectivamente. El posible recrudecimiento bélico indudablemente conllevará a que EEUU vuelva a mandar sus fuerzas de ocupación por más que ahora diga descartarlo, pues no puede arriesgar perder el control de tan importante zona estratégica petrolera. Otro hecho que queremos comentar puntualmente es sobre las elecciones en Colombia, finalmente y tal como lo señaláramos, el eje del debate entre los dos candidatos fue las negociaciones de paz,  la realidad  ha demostrado que la mayoría de colombianos apoya la negociación que daría termino al conflicto, es así que el candidato ganador es quien viene tratando con los insurgentes, esperamos que dicho proceso siga su curso y que el sufrido pueblo colombiano pueda cerrar sus heridas y alcance su reconciliación por la que entendemos viene apostando.
 
En nuestro país a un poco más de tres meses para que se realicen las elecciones regionales y municipales, se empiezan a afinar los motores para esta lid electoral, se van definiendo candidaturas y lanzándose algunos políticos, creemos que en esta oportunidad la gran burguesía al impulso de la ultraderecha pondrá especial énfasis en controlar regiones que consideran estratégicas para garantizar la aplicación de su plan de Nueva acumulación Originaria, no por gusto el Ministro Castilla acaba de afirmar “la reactivación de la economía se va a dar por los proyectos mineros y las concesiones”. Entonces, reiteramos nuestra opinión, el gobierno apunta al control político de las regiones.


Pero la contienda electoral que se desenvuelve en nuestro país no se circunscribe a las de octubre próximo, sino que principalmente se expresa la riña en función del 2016, las elecciones generales y se enrumba a su agudización. Así vemos que frente al informe de la llamada Megacomisión que busca impedir la candidatura de Alan García, éste le responde al gobierno acusándolo de haber financiado su campaña con dinero proveniente de la “minería ilegal”, es decir, dinero ilícito, los fujimoristas se subieron también al carro de esta acusación; por otro lado observamos también como se lanzan acusaciones buscando responsables de los que algunos están llamando “el frenazo de la economía” , “enfriamiento económico” o “desaceleración de la economía” según el propio gobierno. Sobre este decisivo problema el APRA responsabiliza al actual gobierno acusándolo de “ineficiente”, mientras que el gobierno a través de su ministro de la producción le tira la pelota al anterior gobierno aduciendo que las medidas correctivas debieron tomarse cuando ellos gobernaban, pues las condiciones de entonces “ el mayor boom en precios de materias primas en la historia económica del Perú”, eran más favorables, así mientras se dan estas acusaciones reciprocas propias de la contienda electoral, en el mes de abril el PBI en nuestro país volvió a descender, sólo habría crecido 2,85%, según la gerencia de estudios económicos del BCR.


En medio de estas riñas entre los grupos y partidos de la gran burguesía, el gobierno con el beneplácito de la CONFIEP, de la Cámara de Comercio de Lima y del Banco Mundial, acaba de lanzar un paquete de medidas buscando conjurar la desaceleración a través de impulsar la inversión privada, en ese sentido y continuando con su política neoliberal, ofrece mayores beneficios a las grandes empresas reduciéndoles costos laborales, tributarios y eliminando “trabas”, dice que para generar “confianza”, es decir, las recientes medidas apuntan a dar mayores ganancias a las grandes empresas, implica por tanto mayor concentración de capital en pocas manos a costa del despellejamiento de la clase y el pueblo y la esquilmación de nuestros recursos naturales, eso es lo que implica “ser más productivos, eficientes…” demanda hecha también por el Ministro Castilla; en concreto es incremento de la tasa de plusvalía para mayor acumulación capitalista en función de impulsar su proceso económico manteniendo como eje a la minería y una estructura productiva de extracción primaria exportadora, entonces evidentemente, por más alharaca que hagan las clases dominantes en nuestro país, persisten en no impulsar una industria propia, una industria nacional.
 
Así, está claro que el proceso económico que viene de los noventas signado por neoliberalismo se encuentra en un momento crítico, es dentro de este proceso que se alcanzó un crecimiento económico sostenido por más de una década que beneficio a un puñado de grandes burgueses y al imperialismo, mientras que el pueblo sólo recibió migajas; como resultado de ese proceso tenemos a más de 9 millones de trabajadores informales laborando en pésimas condiciones y carentes  de beneficios y seguros, la ley servir y su reciente reglamentación apuntala dichas negaciones de derechos; tenemos también a casi la mitad de la población peruana habitando viviendas inseguras, según el INEI 14’441,645 peruanos habitan viviendas cuyas paredes están hechas de adobe, quinchas, madera y esteras; también tenemos la crisis en la educación y salud a la orden del día, de esta manera se muestra que se eleva tasa de pobreza, dicen desde el gobierno 23%, pero para llegar a ese nivel consideran como no pobres a todos los que ganan 292 soles al mes ¿con ese magro ingreso se podrá cubrir siquiera las necesidades básicas? Rotundamente ¡NO!, usan ese método de cálculo de la pobreza para cubrir los reales niveles de pobreza en el país, pero como el pueblo peruano comprueba y vive en carne propia los resultados de la actual política económica, la rechaza, así tenemos que según una encuesta realizada por Datum Internacional (Pulso- Perú) solo el 31% de la población estaría de acuerdo con el actual modelo económico, las consecuencias políticas  también las podemos ver en las altos porcentajes de desaprobación que alcanza el poder ejecutivo, legislativo y judicial, con 79%, 86% y 78% respectivamente, datos proporcionados por la encuesta nacional urbana realizada por IPSOS Perú. 
 
En concreto podemos decir una vez más que el proceso económico peruano neoliberal se encuentra en un momento crítico, en medio del cual se expresa la contienda electoral que marcha a su agudización y encuentra a la gran mayoría de peruanos insatisfechos en sus necesidades básicas y quieren un cambio.



¡VIVAN LAS LUCHAS DE NUESTRO PUEBLO!

¡ABAJO EL PLAN ECONÓMICO DEL ESTADO PERUANO QUE EL GOBIERNO DE DERECHA DE OLLANTA HUMALA VIENE APLICANDO!

¡LIBERTAD PARA LOS DIRIGENTES Y ACTIVISTAS DEL MOVADEF ENCARCELADOS!

¡SOLUCIÓN POLÍTICA, AMNISTÍA GENERAL Y RECONCILIACIÓN NACIONAL!


Lima, 23 de junio del 2014

También te puede interesar

0 comentarios