CONSTITUCIONALISTA ALBERTO BOREA OPINA SOBRE LA PRISIÓN PREVENTIVA, LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA Y MEDIATIZACIÓN

Difundimos una interesante entrevista realizada por el Diario Uno al constitucionalista Alberto Borea, acerca de cómo se vulneran derechos estipulados en el nuevo Código Procesal Penal que vienen siendo distorsionados. Además, enfatiza en el papel de la prensa y su más abierta influencia sobre las decisiones de los jueces así como de otros poderes del Estado, y el manejo de la opinión pública.

Consideramos importante estar atentos a las distintas opiniones que ha generado el fallo del Colegiado F respecto al dictamen de comparecencia restringida de nuestros compañeros encarcelados. Los últimos hechos que se han dado en relación a este fallo, han evidenciado una clara injerencia política sobre el Poder Judicial, lo cual debemos rechazar porque atenta contra la democracia y el Estado de derecho. Por ello, difundimos, las voces discrepantes y respetuosas de la ley que han salido a pronunciarse exigiendo el respeto de derechos conquistados por la clase y el pueblo, y son reconocidos por la Constitución Peruana y las leyes internacionales.

Jueces timoratos abusan de la prisión preventiva

Para el constitucionalista Alberto Borea, la prensa influye en jueces y fiscales timoratos y hay un estado de abuso en el que no se respeta la presunción de inocencia y se envía a prisión a quienes los periodistas acusan en sus informes o portadas. Ante ello, plantea una ley que sancione los excesos de la prensa y se brinde un espacio gratuito a las autoridades elegidas por el pueblo para que se dirijan a sus electores. Además considera necesario que así como se pide una renovación de los políticos también haya una renovación en el periodismo, pues muchos de los que apoyaban al fujimorismo en los 90 ahora pretenden dar lecciones de moralidad y decencia.
—¿Considera que hay un exceso en el tema de la prisión preventiva?
—Hay una clara distorsión del nuevo Código Procesal Penal, que era un código garantista para que se respeten los derechos de las personas y uno de esos derechos es que mientras estén en un proceso en el que va a debatirse si son culpables o inocentes, se mantengan en libertad.
—Hay el riesgo que se envíe a prisión a un inocente.
—Claro, podría suceder que una persona que tuviera fuertes indicios de que hubiese cometido una irregularidad luego salga absuelta en razón de que en la etapa indagatoria se demuestra que las acusaciones fueron falsas y entonces ¿quién le devuelve a esa persona todos los años que pasó en prisión?
—¿No hay una correcta evaluación de parte de los magistrados?
—Se establece con nitidez que debe haber una prueba real y no simplemente una fábula que se construye a partir de informaciones periodísticas, dichos de vecinos, o a partir de un documento que no tiene conexión con otros, o por satisfacer a la opinión pública que es lo que está sucediendo en los últimos tiempos.
—¿Los jueces se dejan influenciar?
—Aquí la prisión preventiva se está usando como dice Luis Pásara “como una suerte de mascarada para esconder la incapacidad de los fiscales, como arma política para descalificar a los adversarios”. No hay contemplaciones, se acusa de cualquier cosa y en la prensa se hace un informe de 8 minutos en la televisión sin ninguna compasión con la verdad y sin darle la posibilidad a quien ha sido aludido para que se defienda en las mismas condiciones.
—¿Cree que hay una dictadura de la información?
—Lo que denominan informes no son otra cosa que la impresión del periodista que no ha visto el expediente ni las pruebas de descargo ni consulta con nadie, lo cual es muy grave. No olvidemos que por la grita popular Pilatos terminó condenando a Cristo y salvando a Barrabás.
—No es culpa de la prensa que los jueces dispongan prisión preventiva.
—Lamentablemente está pasando, con fiscales que se la pasan meses en investigación preliminar sin hacer bien su tarea y luego, para quedar bien, denuncian a todo el mundo.
—¿Los magistrados actúan de acuerdo al son que le imparte la prensa?
—Claro que sí, lo dice también el Instituto de Defensa Legal en la publicación “Prisión preventiva en el Perú, ¿medida cautelar o pena anticipada?”. En este libro dice que una de las principales razones por la que los jueces deciden privar a una persona de su libertad de manera preventiva es la lógica de “darle una satisfacción a las exigencias de la ciudadanía” en torno a un caso en concreto como hurto, violación, corrupción etc.
SIN PRESUNCIÓN DE INOCENCIA
—¿Dónde queda la presunción de inocencia?
—Mire, la prisión preventiva se da con la finalidad de evitar el escándalo y el grito al cielo de los medios de comunicación, que ante una decisión contraria a sus posiciones o líneas editoriales satanizan a determinados jueces. Se trata de una fuerte presión de los medios de comunicación y de la sociedad misma, de esta forma se descuida y hasta se ignora la presunción de inocencia. El informe de IDL dice en otro acápite que “el juez quiere evitar que la prensa le meta un periodicazo y lo lapide, y por eso dicta la orden de prisión preventiva a las personas”.
—¿Ese ánimo de quedar bien con los titulares se vio en el cambio de los jueces que liberaron a los magistrados del caso Movadef?
—Ese fue un caso muy penoso, que no solo lo he dicho yo, sino también Gustavo Gorriti a nivel periodístico y otras personas. Yo no me imaginaba al presidente de la Corte Suprema (Enrique Mendoza) por quien tengo un gran aprecio, realizando ese tipo de actuación.
—Por lo visto a usted no le gusta el comportamiento de la prensa…
—El periodismo cumple un papel importante al alertar de circunstancias, por ejemplo, cuando hay gente con gran poder político y económico y que abusa de esa posición en perjuicio de los menos favorecidos, entonces el periodismo levanta la circunstancia para que se conozca, pero no puede levantarla para que se condene directamente. El periodismo no puede convertir en culpables a las personas que sindica y eso se puede ver todos los domingos en la TV.
—¿En qué casos ha visto eso, doctor?
—Concretamente en el caso de Iván Vásquez y el domingo último en el caso del presidente del Gobierno Regional del Callao, Félix Moreno, me parece verdaderamente impresionante que con tan poca sustancia se pueda levantar tan graves acusaciones.
—¿El periodismo está abusando?
—En muchos casos sí, así como en algunos casos el periodismo ha cumplido con abrir el panorama para que gente corrupta no se quede santificada, así también en muchos otros casos acusa a cualquiera, considerándolo corrupto sin haber ningún tipo de análisis.
—Se da el caso que algunas personas cuestionadas no quieren responder a la prensa pese a que se les busca para que den su versión.
—No conozco ninguna medida en la Constitución que diga que es una obligación de las personas concurrir cuando llama un periodista. Muchas veces los hombres de prensa dicen: “lo llamamos y no me contestó”, pero eso no los releva de buscar la verdad. Los periodistas no pueden decir que porque no dieron su versión es culpable.
—Hay derecho a réplica…
—Muchas veces en la televisión o los diarios te dicen: “vengan para dar su descargo” y te dan tres minutos después de haber hablado ellos 10 y encima el entrevistador te corta, te interrumpe y creen que con eso están cumpliendo con un deber de imparcialidad. Eso es absolutamente absurdo, eso tiene que cambiar por ley y rápidamente.
REGULACIÓN
—¿Debería haber alguna Ley que regule esto?
—Por supuesto. Si acusas a una persona tienes que darle la posibilidad que se defienda de inmediato. Existe la ley de rectificación, pero debe haber una ley mucho más precisa, si te acusan 12 minutos tú tienes el derecho de defenderte 12 minutos en ese mismo horario, ya sea enviando un video o porque le pides a tu abogado que vaya, y tiene que ser directamente sin necesidad de intermediación del periodista que te acusó.
—¿Hay injusticias en el tratamiento de la información?
—Por supuesto, hoy a través de la fuerza de la prensa terminas condicionando muchas veces la actitud de jueces y fiscales que no son lo suficientemente valientes y fuertes para resistir, lamentablemente muchos jueces asustadizos se dejan amenazar y no cumplen la función de contrapoder que les corresponde en el derecho constitucional moderno.
—¿Por eso considera necesaria una Ley para la prensa?
—Habría que desarrollar un poco más este tema, pero sobre todo habría que pedirle a los jueces que la apliquen con firmeza. Porque los periodistas piden firmeza para todos menos para ellos, cuando se trata de tocarlos a ellos pegan el grito en el cielo, dicen que violan el derecho a la libertad de prensa, pero nadie viola ese derecho. Aquí lo que se viola es el derecho a la presunción de inocencia, a la intimidad muchas veces, a la veracidad a cada rato y el control es casi ausente.
VIEJOS FUJIMORISTAS PRETENDEN DAR LECCIONES DE DECENCIA Debe haber renovación en el periodismo
—¿Por qué culpar a la prensa de todo lo malo?
—Se debe replantear el papel de la prensa en una sociedad democrática, pero lejos de cualquier tentación chavista. Yo he combatido todas las dictaduras en el Perú y estoy en contra de cualquier tipo de control de la prensa, comunista, totalitario, de dictadura de derecha o de la época de Fujimori donde se compraba a los medios de comunicación. Sin embargo, así como se pide una renovación de la clase política, también se debe pedir una renovación de la clase periodística. En los programas de TV hay gente que era fujimorista en los años 90 y ahora siguen con programas en la TV y pretenden dar lecciones de decencia y moralidad. No se ha visto una renovación periodística.
—¿La democracia permite libertinaje de la prensa?
—La democracia no ha encontrado aún como limitar el poder mediático de la prensa. Es un tema central. No hay que impedir la libertad de prensa de ninguna manera, pero hay que ver una compatibilidad entre la libertad de prensa y la liberad de los ciudadanos y el derecho a una democracia equilibrada donde todos quienes califican para ser actores políticos tengan la posibilidad de estar en las páginas de los medios o en los noticieros con un tiempo determinado para hacer sus propuestas sin ninguna intermediación.
—¿Eso no podría ser entendido como intervención a los medios?
—El ciudadano o partido que ha recibido el respaldo del pueblo tiene el derecho de explicarle a la ciudadanía porqué vota por determinado proyecto de ley o porqué se opone a tal cosa. De lo contrario estamos en el escenario que 6 o 7 personas que manejan los grandes medios al final de cuentas deciden qué va, qué no va, qué ponen o a quién no ponen.
—Su idea puede considerarse bastante polémica…
—El mercado que ofrece el país es un bien público. Por ejemplo, yo sostengo que tres horas a la semana en distintos horarios los partidos políticos deben dirigirse directamente al país expresando sus puntos de vista. Eso significa el 1.68 por ciento del tiempo que están al aire y eso no es confiscatorio en ninguna parte del mundo, es como si fuera un tributo a la democracia.
—¿Darle un espacio gratuito a los políticos?
—Si tienes un diario de 32 páginas significaría que le das media página al día para que quienes están en el proceso político elegidos por el pueblo y con responsabilidad de gobernar el país puedan decir libremente lo que piensan, y ahí no están confiscando ni violando la propiedad privada, simplemente estás ejerciendo un derecho para que la democracia, que es el sistema al que todos tenemos que adherirnos pueda perpetuarse en el país. No puede ser que la democracia funcione en la medida que los 6 o 7 que controlan los medios de comunicación quieran que funcione.
—¿Presentará una iniciativa al respecto?
—Estamos trabajando una iniciativa en la Casa de la Constitución y veremos que pasa en los próximos días.
—Hay quienes dirán que quiere limitar la libertad de expresión…
—Bueno pues ¿y? Hay dos formas: o te asustas y no lo haces o sigues adelante y le dejas al país por lo menos la consecuencia de una lucha.
FUJIMORISTAS EN LA TV
◘ Sin embargo, así como se pide una renovación de la clase política, también se debe pedir una renovación de la clase periodística. En los programas de TV hay gente que era fujimorista en los años 90 y ahora siguen con programas en la TV y pretenden dar lecciones de decencia y moralidad. No se ha visto una renovación periodística.
Henry Cotos Campeán Redacción
Fuente: http://diariouno.pe/2014/08/20/jueces-timoratos-abusan-de-la-prision-preventiva/

También te puede interesar

0 comentarios