POSICIONES DEMOCRÁTICAS QUE APORTAN A LA RECONCILIACIÓN

Reproducimos un interesante artículo del periodista Raúl Wiener que ha publicado en el diario Uno y en su blog personal.

miércoles, agosto 13, 2014

La guerra y la paz

Raúl Wiener El problema que existe con el MOVADEF, es que las elites peruanas, no se plantean ni siquiera como hipótesis la posibilidad de que realmente los dirigentes del antiguo Sendero Luminoso estén hablando en serio cuando declaran que ha terminado un período de guerra y empieza otro de paz.
Podría ser el resultado de una derrota física que no les haya cambiado la cabeza, pero dónde se ha visto que el asumir que el adversario te doblegó, modifique la manera de pensar de los vencidos. La paz, si quieren que se los diga de otra manera, es un producto de que las partes enfrentadas comprendan que ganan más dejando de pelear.

Nadie creerá que los de las FARC, están dejando sus ideas para pactar con el gobierno colombiano. Y también podría decirse que nadie le puede pedir tal cosa a los demás. Entonces lo que se negocia son puntos en que puede haber un acuerdo para que los que todavía tienen fuerza para causar daño, dejen de usarla y aprendan a vivir con los demás.

En el caso de dos organizaciones ya derrotadas y desarmas como son Sendero Luminoso y el MRTA, no hay una posición negociadora. Pero aún así hay aún un profundo déficit de paz en el país.

Y tal vez sea nada más que porque a algunos les interesa hacer creer que hay guerra para rato y que tenemos que seguir derrotando a los ya derrotados, que para eso son buenos, que en el Perú seguimos mirando para atrás y creyendo que si a Polay lo pasan a una prisión para civiles, hará un túnel como en 1990, o cuando Crespo habla de amnistía y derechos fundamentales está usando un idioma críptico para decir lucha armada a sus seguidores.

El Perú vivió un sangriento período de violencia a partir de 1980 y los que causaron la tragedia han pagado también un alto costo. Los fallidos rebeldes de los 80 y 90, ahora están muertos, presos o han cumplido largas condenas. ¿Qué necesitamos para entrar en una etapa de paz?, ¿acaso volver a meter presos a los que ya pasaron más de una decena de años en la cárcel pagando por su culpas?, ¿o reteniendo tras las rejas a los que les corresponde salir, como han hecho con Osmán Morote?

El tema, vuelvo a decirlo, es si al Estado que capturó a Guzmán y los líderes subversivos, le conviene trabajar la paz. Sé que estoy entrando en un terreno difícil para el que no estamos preparados y en el que hay enconadas resistencias. Algo así como que treinta años después, los insurrectos no se hubieran dado cuenta que no pueden vencer al Estado y que carecen de la organización que antes tenían. Los miembros de la Suprema que destituyeron a los jueces que señalaron que no existían pruebas en el caso MOVADEF, deberían pensar esto y en el pobre espectáculo que han dado en estos días.   

También te puede interesar

1 comentarios