PRONUNCIAMIENTO SOBRE LA LEY LABORAL JUVENIL

PERSISTIR EN LA LUCHA POR LA DEROGATORIA DE LA LEY DEL RÉGIMEN LABORAL JUVENIL

El gobierno derechista de Ollanta Humala sirve al desarrollo de la actual sociedad peruana capitalista, en función de eso ha promulgado la llamada Ley de Régimen Laboral Juvenil, entonces, la cuestionada ley debe ser entendida como parte del desarrollo del capitalismo que demanda intensificar la esquilmación, la sobreexplotación del proletariado y del pueblo, incrementando la plusvalía en beneficio de grandes empresas de la gran burguesía e imperialistas.
 
La cuestionada ley está por tanto dentro del Plan de Nueva Acumulación originaria que implica esquilmación del proletariado, del pueblo y de nuestros recursos naturales, en este caso centra contra los hijos de nuestro pueblo, contra los jóvenes a quienes buscan exprimir como limón, succionar sus energías, su sangre, la negación de derechos y beneficios laborales es para bajar costos en función de incrementar las ganancias de capitalistas, de los que oprimen y explotan en nuestro país. 

 
Como sabemos, la aplicación del plan de nueva acumulación originaria ha implicado, el arrebato de tierras de los campesinos y su concentración en pocas manos para explotación capitalista, situación que lo vemos principalmente en la costa norte de nuestro país, los expropiados, carentes ahora de propiedad, solo cuentan con su fuerza de trabajo, de esta manera el ejército de proletarios desocupados también se ha acrecentado, el sistema capitalista hace engrosar las filas de los desocupados, para generar competencia entre ellos, lo que le sirve para chantajear en función de bajar los salarios, es decir, para incrementar la plusvalía, mayor ganancia para los grandes empresas e imperialistas.
Y, tal como la historia enseña, la disociación de los campesinos de sus medios de producción, fue acompañada de leyes reaccionarias y represivas para someterlos al sistema capitalista explotador.
 
Consideramos que la Ley N°30288 se enmarca dentro de lo señalado y se da en un nuevo momento de negación de derechos, si antes implicó fundamentalmente la explotación a los padres, ahora pretenden descaradamente extenderla a sus hijos.
 
La siniestra ley se ha promulgado en circunstancias cuando la economía peruana enfrenta el serio problema de desaceleración con riesgo de recesión, situación evidenciada en los resultados económicos que a continuación mencionamos, así tenemos que el PBI en el 2010 creció en 8.8%, el 2011 se incrementó en 6.9%, el 2012 en 6,3% , el 2013 en 5.2% y el último año que acabamos de terminar no llegó ni al 3%, estos resultados configuran la desaceleración de la economía que buscan revertir con la dación de paquetes económicos dentro de la cual también debemos enmarcar la presente ley.
 
Por eso señalamos enfáticamente que la Ley del Régimen Laboral Juvenil está dentro de dichos paquetes que buscan paliar la desaceleración, en concreto, buscan dar mejores condiciones para impulsar la gran inversión privada, es decir, reduciendo los costos laborales para maximizar ganancia afectando derechos de los jóvenes. Así, una vez más comprobamos que las crisis siempre las cargan sobre los hombros del pueblo, hoy buscan resolver con el despellejamiento de los jóvenes hijos del pueblo.

 
La Ley N°30288 implica la legalización de la negación del derecho a la estabilidad laboral para los jóvenes del pueblo así como de otros derechos y beneficios que el pueblo peruano había conquistado, por eso, se expresa la lucha masiva de los jóvenes que se suma a la que el pueblo en distintas partes del Perú ha venido realizando. Estas luchas hacen ver que el actual sistema capitalista no solo engendra miserias, sino simultáneamente va creando las condiciones materiales y las formas sociales necesarias para la reconstrucción económica de nuestra sociedad, es decir, para que el proletariado y nuestro pueblo vaya comprendiendo y asumiendo que en vez del lema conservador de: «¡Un salario justo por una jornada de trabajo justa!», deberá inscribir en su bandera la consigna revolucionaria: «¡Abolición del sistema de trabajo asalariado!»
 
Reiteramos nuestra posición de rotundo rechazo a la Ley de Régimen Laboral Juvenil por ser inconstitucional, antilaboral y antipueblo. Saludamos y apoyamos la lucha que la juventud peruana viene desenvolviendo y los llamamos a persistir hasta conseguir el objetivo de derogarla.
 
Confiamos en que el vigor y la vitalidad de los jóvenes de nuestro pueblo se potenciará sin arredrar, que se pondrán a la altura de las circunstancias y persistirán levantando la bandera de la derogatoria. Ni modificatoria ni suspensión, la consigna es ¡Derogatoria de la Ley de Régimen Laboral juvenil!

¡Defender los Derechos Fundamentales de los Jóvenes del Pueblo! 
¡Persistir en la lucha por la derogatoria de la ley del régimen laboral juvenil! 
¡Ni suspensión ni modificatoria, exigimos la derogatoria!
Lima, Enero del 2015

También te puede interesar

0 comentarios