AG 11. La necesidad de una amnistía general, a propósito de Bagua

Lejos de judicializar el conflicto sucedido en Bagua, hace 6 años, lo que cabe es una solución política, por ello desde el MOVADEF continuaremos defendiéndola.  



El 5 de junio se cumplieron 6 años del “baguazo”, hecho que no solo terminó con la vida de 34 peruanos, entre los cuales se tienen a indígenas y campesinos, así como a policías, sino que pasó a convertirse en uno de los hitos más importantes de la lucha popular de los últimos años.

Contexto político: Nueva acumulación originaria
En el marco de la implementación del TLC con Estados Unidos, el gobierno de Alan García pidió facultades para legislar, producto del cual emitió un paquete de leyes. En lo concerniente a la selva, se emitieron un conjunto de normas que facilitaban el despojo de tierras y la extracción de recursos naturales, leyes  que afectaban a las comunidades nativas.
¿Y cuál era la situación de esas comunidades? Existía una situación de pobreza muy fuerte, pobreza que se mantiene hasta hoy y alcanza al 47% de su población.

El hecho político
"No fue un acto de dirigentes, sino de miles de comuneros y comuneras, anónimos y humildes, que dejaron una lección de dignidad y coraje para la historia. No fue 'pura violencia', sino una acción y fundamentación política, técnica, legal, social, de la vigencia de nuestros derechos… No fue solo la 'criminalización de una protesta', sino la criminalización de nuestro derecho irrenunciable a la libre determinación". Así lo reconoció AIDESEP en un comunicado del 12 de mayo de 2014. Y es que lo sucedió en Bagua dista de lejos de ser una acción criminal, como lo quiere hacer ver la reacción en nuestro país.
Entender la naturaleza del conflicto es clave porque si no se llega a desvirtuar y a estigmatizar hechos y procesos que llevan adelante no solo los dirigentes sino el pueblo en general. Por ejemplo, sobre los hechos acaecidos en los 80 a sus participantes se le estigmatiza con el término “terrorismo”, y no es casual que algunos también hayan planteado “terrorismo” para lo ocurrido en Bagua y hayan pedido cadena perpetua para los involucrados. Y es que no se puede dejar de resaltar que estamos en una sociedad de clases; que estas se encuentran en constante lucha; y que los hechos sociales no están al margen de la lucha de clases.
La óptica estrecha de que una solución política y una amnistía general son impunidad, no tiene en cuenta el carácter de las luchas sociales. Y el descentrar y desviar el conflicto social, y en concreto la lucha de clases, al plano judicial, constituye un nuevo armazón legal que responde a los intereses de la reacción.
Es así que se elabora desde los 90 el llamado 'derecho penal del enemigo', marco jurídico mediante la cual personas que luchan por sus derechos fundamentales son consideradas como 'no parte' de esta sociedad que, por tal, deben recibir todo el peso del Estado para que sean erradicadas o reducidas. Y esta política de judicialización se está aplicando a los procesados por el baguazo.
Los acusados son 53: 23 indígenas y 30 mestizos. Las penas que se piden para ellos van desde los 6 años de cárcel hasta la cadena perpetua. Esta última se está pidiendo para los 7 dirigentes por “instigar” y arrebatar armamento de uso oficial; y 35 años por “instigar” al homicidio calificado. Para el resto de manifestantes las penas oscilan entre los 8 y 12 años de cárcel. Así pues, se desliga el proceso de su contexto y se le quita carácter político.

La solución política: amnistía general
Hoy AIDESEP pide “la absolución de los 53” procesados y nosotros creemos que es correcto, pero consideramos que si partimos de la conclusión que ellos mismos reconocen, es decir, que el “baguazo” fue un hecho político, esa absolución no puede adquirir otra forma más que el de la amnistía general.
Visto así, se entiende que incluso los victimarios de ambos bandos son parte de una lucha política y como parte de ello no cabe que un bando pueda quedar libre y que el otro deba ir a prisión. Eso solo develaría aún más el hecho político.
Hemos citado este caso, el baguazo, porque nos sirve para comprender mejor la solución que planteamos para la guerra interna de los 80's, pero también porque hoy que el Estado, la reacción y el imperialismo arremeten con sus planes económicos y políticos contra el pueblo para resolver los problemas de la crisis financiera internacional, este tipo de conflictos se acrecentarán y, sobre estos, el pueblo deberá mantener una correcta postura que le permita unificar y continuar sus luchas.


También te puede interesar

0 comentarios