¡10 DE ABRIL VOTO EN BLANCO, VOTO DE RECHAZO!

Por un lado preguntémonos ¿en qué marco internacional se están desenvolviendo estas elecciones generales?, ¿Qué trasfondo económico nacional hay, que contradicciones políticas se manifiestan? ¿Cuál es el clima en que se desenvuelven desde su convocatoria?
 Y por otro lado, ¿Qué traen estas para el pueblo, que significan para su situación actual y la perspectiva? ¿Qué relación tienen para su propio camino? ¿Cómo votar y por qué?
A modo de respuestas que contribuyan al debate he aquí algunas ideas.

      Marco internacional. En los últimos días se discute si se estaría entrando a una nueva crisis o recesión global. Pensamos que si uno ve la historia, ninguna gran crisis, como lo es la del 2008, la más grave y extensa crisis del sistema capitalista, sale rápido o fácilmente de ella, la del 29 del siglo XX por ejemplo se resolvió recién después de la II Guerra Mundial. Y sobre esta crisis también dijimos y está evidenciándose que dada su gravedad y extensión su recuperación seria lenta y larga y si aún no termina de recuperarse ya estamos viendo sus secuelas: Hoy estaría registrándose uno de los episodios más serios de turbulencia del mercado financiero global, el mayor desde el 2009, y hay, además, la convergencia de fenómenos riesgosos que ciertamente de intensificarse podrían llevar a lo que algunos califican de catástrofe global, aparte de los ya existentes complejos problemas particulares de algunas economías como la crisis de la eurozona, o el estancamiento de Japón.
      Se señala en primer lugar la desaceleración del crecimiento de la economía China, las repercusiones de esta son preocupantes dada su condición de segunda potencia económica mundial y principal exportador. Luego, los mercados emergentes en los que se cifraron expectativas enfrentan los efectos de la desaceleración de la economía China, el fin del ciclo de materias primas, la depreciación de sus monedas por la medida de la FED de los EEUU el último diciembre, y hasta recesión como Brasil. Después, el 16 de diciembre la FED de los EEUU anuncio el incremento de la tasa de interés entre 0.25 y 0.5% anual, decisión  que trae como consecuencia el aumento del costo del crédito en dólares en todo el mundo, medida que dicen apuntaría a evitar que la recuperación de la economía norteamericana lleve a inflación. Muchos temen que se acelere la fuga de capitales de las naciones emergentes hacia este país en pos de mayor rentabilidad. Medida de la que ahora se dice fue equivocada por la poca fortaleza del crecimiento de la economía norteamericana.
      Además, está el factor geopolítico que pone también en riesgo a la economía global: Rusia por el ejemplo en tanto superpotencia nuclear ha tenido mayor presencia militar en Ucrania primero y en Siria hasta ayer pretendiendo ser actor decisivo en la política mundial; también usa sus exportaciones de gas a Europa occidental y Turquía y hace gala de sus novísimas armas convencionales o  nucleares. Y pese a sus problemas económicos derivados de la caída de los precios del petróleo como la devaluación del rublo, y de las sanciones europeas, en su contienda interimperialista fortalece sus posiciones como potencia en Medio Oriente.
      China con un PBI total capaz de acrecentar su ya gran poderío militar y nuclear, amplía estratégicamente sus posiciones en los mares de China Oriental y China Meridional en conflicto con la superpotencia hegemónica de los EEUU y también con Japón, Filipinas y  Vietnam, área clave para el comercio mundial y donde acaba de crear islas artificiales afirmando su soberanía sobre las aguas que las rodean. Mas  el despliegue de misiles ha elevado las tensiones en el sudeste asiático, agudizándose también las contradicciones entre las dos Coreas tras el lanzamiento del cohete norcoreano. EEUU por su parte buscando afianzar su influencia  en esta región condujo la cumbre de la ASEAN.
      Medio Oriente. Es el frente militar más candente donde se podría desencadenar un serio conflicto regional o de mayores dimensiones entre las potencias regionales como Arabia Saudí sunita e Irán chiita o las grandes potencias ahí inmensas. Hay quienes hablan de perspectiva de guerra fría de largo plazo con interrupciones de conflictos regionales.
      Otro factor de riesgo que señalan es la caída de los precios del petróleo que está provocando la caída de las acciones; y, en vez de significar una oferta creciente significa una demanda débil dada la situación general. También los bancos globales se ven amenazados por los bajos retornos. Y por último, la recuperación europea, está ahí y sigue, aunque acechada por multitud de riesgos económicos como la  subyacente inflación de 0.5% que no permite despegar al Banco Central Europeo, el para que se mantiene por encima del 10% la volatilidad de los mercados; y, por riesgos políticos como la desintegración de la Unión Europea con una Gran Bretaña que insiste en condiciones que de no dársele se retiraría, o con una Grecia en crisis y en agudización de sus contradicciones con Alemania aparte del FMI, y que podría salirse, además de la presión de Rusia que abarca desde los países bálticos a los Balcanes, así como el gravísimo problema de los refugiados cuya integración, es de importancia para el futuro de la humanidad.
      Aquí, vemos pues, que actualmente no hay una nueva crisis de la economía mundial sino que estamos viendo las secuelas de la misma crisis del 2008, y se manifiesta una desaceleración en su ritmo de recuperación y afronta una serie de riesgos.
      Contrariamente, entonces, a los pronósticos del FMI de que este año sería ligeramente mejor que el pasado, este año 2016 será “malo para los activos de riesgo (acciones, materias primas, crédito) a nivel mundial y anémico para el crecimiento global” como dice N. Roubini.
      Frente a esa situación ¿Qué proponen? Hay una coincidencia casi generalizada de la necesidad de activar las políticas fiscales y las reformas adecuadas para incentivar mayor gasto público. La política monetaria ha llegado a su límite dicen y la única esperanza que ven es la política fiscal. Pero estas soluciones no son tales, la cuestión de fondo no es buscar apuntalar un sistema de explotación capitalista pasando de un remozamiento a otro sino denunciar su esencia, su contradicción fundamental, la plusvalía en la que se sustentan, la producción socializada cada vez mayor y la apropiación individual en cada vez menos manos, la ley de la acumulación capitalista y el carácter monopolista, parasitario y agonizante del imperialismo que está generando la más grave y extensa crisis de su sistema capitalista y pretende un nuevo reparto del mundo, evidenciándose más los frentes militares y la antesala de guerra mundial imperialista.
      La desaceleración de China es porque desarrolla capitalismo, la contienda de China con los EEUU es porque se agudiza la contradicción de la bipolaridad, la cuestión candente de Siria es la dura lucha interimperialista por nuevos mercados y nueva áreas de influencia, etc. esto es lo que están tramando, así quieren salir de esta gravísima crisis de la cual no terminan de salir y está más claro el riesgo de guerra mundial por nuevo reparto del mundo.
      Oponerse a esa nefasta perspectiva, asumir el marxismo-leninismo-maoísmo, movilizar, politizar y organizarse para desarrollar el camino del pueblo y marchar hacia el socialismo esta es la tarea.
      Unos en esta coyuntura electoral actúan por seguir a rajatabla lo que el FMI o el BM manden y se esmeraran en imponer las recetas de los mismos: mayor gasto público para sacarlos de la crisis y seguir explotando a la clase y al pueblo, otros tomaran a los críticos del neoliberalismo y querrán centrar en impulsar el consumo interno y elevar la productividad a la vez que los salarios como lo dicen en sus programas pero tampoco es la salida, la única solución es desenmascarar la explotación capitalista sustentada en la ganancia que extraen de la compra de la fuerza de trabajo de la clase y los trabajadores en general, es denunciar la esquilmación de los recursos naturales, todo para enarbolar ¡Fuera el Imperialismo, defender la soberanía nacional!, ¡Producción Nacional y Trabajo para el Pueblo!; denunciar la explotación capitalista, criticarla y no apuntalarla ni remozarla, para desarrollar la movilización, politización y organización de la clase y el pueblo en función de servir al camino hacia el socialismo.
      ¿Qué trasfondo económico nacional hay? ¿Qué contradicciones políticas se manifiestan? y cuál es el clima en que se desenvuelven?
Marco Nacional
            El problema de fondo en estas elecciones está en que ha terminado un momento del proceso económico de la sociedad peruana y debe definirse otro, el cual abarcaría un período de 30 a 35 años aproximadamente. Es un serio e importantísimo problema para este país, es un tema de los que mandan en este país, sin embargo, en la actual coyuntura electoral no se  está debatiendo como correspondería.
            Desde comienzos de la República (1821), dicen los economistas, se habrían desenvuelto cuatro grandes momentos en el proceso del crecimiento económico peruano, el primero, de 1830 a 1876, centrado en el “boom” del guano, el segundo, de 1894 a 1929 centrado en minería y agroproducción, el “boom” del azúcar, el tercero, de 1943 a 1976 asociado al  “laisser faire” con un mayor impulso de la minería, la pesca también, y el cuarto, el del neoliberalismo centrado en el “boom” de los altos precios de los minerales y las exportaciones, que viene desde 1990 pero que ya habría concluido. El llamado Plan de Diversificación Productiva sería parte de lo que se está proponiendo como plan quinto o quinto momento, pero dijimos este tomaría entre 10 a 15 años implementarlo así como una gran inversión, por lo que es aún insuficiente e incompleto. De todas maneras habrá nuevo plan y lo harán incluso urgidos por el bicentenario para el cual les falta 5 años todavía. Lamentablemente poco se trata en el pobrísimo debate electoral.
            De una manera general ¿qué resultados ha dejado ese cuarto plan o momento? No estamos haciendo un balance pero es evidente que hay una desaceleración económica con riesgo de recesión y como dicen algunos la economía peruana estaría camino al estancamiento si prosigue dentro de lo mismo y dado el debilitamiento del panorama internacional (de menor demanda y caída de los precios de los minerales) agravado por la intervención de la FED en diciembre y cuya tendencia es a complejizarse.
            El 2015 dejó un PBI de 3.26% según el INEI, habría subido por el incremento de la minería y la pesca en diciembre, es decir, sectores primarios extractivos, como ha sido característico en estos 25 años, en desmedro de los sectores vinculados a la transformación como la manufactura que cae en -3.07%, y hace que el empleo decaiga sobre todo en calidad: subempleo. A lo que se sumaría el desempleo, hoy se dice como nunca antes “nadie está libre de caer en desempleo temporal”, pero mantienen la cifra oficial de 5% solamente.
            El salario promedio entre 1990 y el 2014 no llega al 40% del valor registrado en 1987. El llamado ingreso mínimo referencial es de s/. 903.00 al mes, y es, como el INEI  dice, el umbral que marca el subempleo invisible; pero hay dos tipos de subempleo invisible “por horas” más de 35 h/s y “por ingresos” los que ganan al mes menos del umbral dicho; el subempleo invisible por horas habría aumentado 14.9% y el subempleo invisible “por ingresos” habría aumentado en 3%. Estos son los tipos de “empleos” que crecen, los de mala calidad, sin derechos, con más horas y menos del mínimo.
            El incremento del ingreso per cápita revela el aumento de la brecha de desigualdad, así el 2014 era de s/. 18,700 aproximadamente. Pero en empresas de 1 a 10 trabajadores donde se encuentra el 77% de la PEA ocupada, el ingreso promedio mensual representa sólo el 5% de ese producto per cápita. El sueldo promedio de los maestros representa el 16%.
            Algunos economista por ejemplo, dicen que crecer al 3% con las justas alcanzaría para dar empleo a las 250,0 personas que entrasen al mercado laboral cada año hasta el 2030. Por eso la expectativa de crecimiento debe ser mayor a 3%; se está proyectando un máximo de 4.1% y un mínimo de 2.8%. Oficialmente, otros pronostican 1 y algo.
            Se dijo que el Perú se convertiría en un gran emprendedor y en un buen exportador, pero ¿qué arroja la Asociación de Exportadores (ADEX)?: al 2015 de las 20 primeras empresas 16 son del sector minero, 3 de hidrocarburos y 1 de pesquería. El ranking lo encabezan las grandes mineras Antamina(Suiza, Australia), Southern Perú (Grupo México), Glencore (Suizos), Yanacocha (EE.UU.  Perú), Cerro Verde (N.A. Buenaventura), Xtrata (Suiza), Barrick (Canadá), Pluspetrol (Argentina).En el sector no tradicional el 75% de lo exportado el 2015 llegó a 12 países donde un solo mercado: EEUU concentró el 27.6% de la demanda; en Europa, los Países Bajos concentraron el 6.6% pero en Chile, Ecuador y Colombia acumulan el 17.8% de las ventas. “El Perú no se consolida como exportador todavía”. “Hemos retrocedido 8 posiciones en competitividad global, caído en productividad y seguimos dependiendo de los recursos naturales”. “Habían 6,400 PYMES exportadoras en el 2011, se debería llegar a 12,800 (más de 50%), pero hoy hay 6,200 con tendencia a disminuir más aún. Se exportaba $46 mil millones en el 2011 y se debería llegar a $86 mil millones pero culminaron el 2015 con alrededor de $33, mil millones. Las exportaciones no tradicionales ascendían a $ 10,2 mil millones, se debería llegar a $ 30,6 mil millones pero se terminaba con $ 10,8 mil millones el 2015 y con tendencia a la baja.
            El propio INEI registra el siguiente cuadro empresarial: de 95,674 empresas, 77,503 (81%) son “pequeñas” y 11,308 (12%) son “medianas y grandes”, entre las cuales un 93% son empresas de propiedad privada; el resto, un 7% (11,308) son públicas. Y el Estado protege y defiende a los grandes inversionistas dándoles condiciones especiales como los contratos de Estabilidad Jurídica. A las PYMES no les rebaja el IGV y tampoco les propone un plan real y favorable de formalización, ¿Por qué? porque ese tipo de “empresas” provee grandes ganancias a los grandes capitalistas, con muy poca o ninguna inversión en infraestructura y cero derechos en fuerza laboral, es que el capitalismo no busca desarrollar, busca la mayor ganancia, la mayor plusvalía, la acumulación de capitales y le importa poco o nada el trabajador y el Perú.
Y  ¿cómo está la educación? Si bien el 18% del presupuesto se orienta a la educación esta se mantiene rezagada: El Estado invierte 3.8% del PBI en el sector educación, 4.4% menos que Ecuador, 4.6% menos que en Chile y 6.1% menos que en Bolivia y en general menos del promedio de América Latina que llega a 5.2%. En 5 años el Estado aumentó de 2.8% a 3.9% del PBI en educación. Pese a que hubo avances, la Evaluación Censal de Estudiantes del 2014 reveló que sólo el 43% de alumnos del 2º grado de primaria comprende lo que lee y el 26% tiene razonamiento matemático. Más, 14 de 100 alumnos dejan las aulas y el 27% lo hacen por desinterés. La infraestructura educativa tiene una brecha actual de s/. 60.000 millones según el MINEDU. Más del 70% de colegios rurales no tiene servicios básicos y el 60% de estas escuelas necesita ser reconstruida. Y ¿qué se está haciendo con los mecanismos de Obras por Impuestos que tanto propagandizan desde el 2009 como solución? Aparte que es una especie de subsidio altamente favorable a las empresas privadas, el sector que ha ejecutado la mayor cantidad de proyectos bajo esa modalidad es transporte: 43%; seguido por saneamiento: (23%) y en tercer lugar está recién educación junto a salud con 10% ambos. MINEDU otorgó hace poco una buena pro a un consorcio de empresas privadas para construir un Colegio de Alto Rendimiento (COAR) en Ica, y el monto comprometido asciende a s/. 61 millones e incluye tanto la construcción como el equipamiento, pero es uno, como vitrina. Y ¿a quién le dará ganancias? Al consorcio formado por las empresas Backus, Ferreyros, Interbank y Telefónica. Pero acaso no es función del estado proveer el derecho educativo a sus ciudadanos? y ¿para qué pagamos impuestos directos e indirectos?
            Y si así está la educación algo parecido está salud. Pero las ganancias de las grandes empresas mineras se han multiplicado por 5 en estos últimos 25 años.
            Finalmente, contemos entre estos resultados negativos para el desarrollo del país el mayor grado de dependencia de la economía peruana de las potencias imperialistas, cuyas empresas se han beneficiado altamente, sumando también la esquilmación de nuestros recursos naturales y apropiación de tierras de comunidades campesina o pueblos originarios. Por ejemplo, quieren duplicar la ya gran producción del cobre cuya producción ascendió a 1,6 millones de toneladas en el  2015 y para el 2017 proyectan doblarla aproximadamente 2,5 millones de toneladas y más están diciendo que el Perú devendría el tercer o segundo productor mundial de cobre después de China pero ¿con capitales también chinos?
            En síntesis. El Perú como nación no se ha desarrollado, está más sometido a una dependencia imperialista, el pueblo en la mayoría de esta sociedad tampoco, se ha beneficiado, muy por el contrario se ha perjudicado, se ha empobrecido y ha perdido derechos. Los únicos beneficiados son el puñado de explotadores imperialistas y grandes burgueses que comandan este país. Y a esta vil explotación que crea acumulación de riqueza en un lado pequeñísimo e inmensa miseria y atraso en otro lado amplísimo, se le llama explotación capitalista, sometimiento imperialista y este es el blanco principal de ataque en tanto principal causa de la opresión y atraso del pueblo.
            ¿No hay acaso corrupción? Sí, la hay también y es producto principalmente de ese sistema capitalista explotador que ha devenido imperialismo monopolista, parasitario y agonizante que hoy pretende un nuevo reparto del mundo del cual el Perú es parte. La corrupción por tanto no es el tema principal, es un problema real si a combatir pero los corruptos seguirán existiendo en tanto mayor explotación capitalista haya.
      Estos son algunos problemas de importancia y se deben enfocar como parte de los resultados de su cuarto plan o momento económico, son parte del sistema capitalista, hoy en imperialismo y globalización, con 25 años de neoliberalismo en el Perú.
      Ante este resultado negativo para el pueblo y la sociedad peruana ¿qué se propone hoy? La mayor inversión pública y paz social. Así dicen por ejemplo “necesitamos un flujo de inversión privada superior a los U.S. $30.000 millones anuales en muchos sectores. Para lograrlo necesitamos paz social”. “Inversión con paz social ese es el clima de inversión”.
      Otros como la SNM (Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía) piden: “Con estabilidad jurídica se pueden retomar las inversiones” “respeto a los convenios de estabilidad jurídica y tributaria”, “reforma de todo el sistema legal que se ha manejado en los últimos años”. “Institucionalidad”, porque “hay un deterioro institucional” y “pésima eficiencia del Estado” Y también entre los mayores defensores de la gran minería se oye decir “En principio, no hay ningún riesgo de que el modelo económico que ha hecho crecer al país en los últimos 20 años sea modificado, pero la dosis de populismo cada vez se hace más evidente. Por ejemplo, los principales candidatos ofrecen, de una u otra manera reducir los impuestos cual si fuera la solución mágica a todos los problemas de la informalidad en el país. Ante  ello hay que indicar que el país necesita elevar su gasto público en educación y salud y para ello se necesita seguir elevando la presión tributaria”.
      En esa misma línea precisan además: “Ojala el siguiente gobierno tenga la capacidad de priorizar el gasto público, tomando la inversión privada como la principal aliada para el desarrollo del país y finalmente, que tenga la capacidad de seleccionar bien y llevar adelante las reformas que el país necesita”.
      Otros proponen: “En el actual entorno en el que la inversión privada se encuentra cayendo es necesario que el sector publico la apoye vía asociaciones público-privadas o iniciativas privadas. De esta manera iremos regresando, aunque lentamente a nuestro crecimiento potencial de 4.5 a 5%”.
      Y diferenciándose de los recalcitrantes hay posiciones más avanzadas que proponen: “alejarse de la excesiva dependencia de materias primas lo que se extiende a una dependencia de China, EEUU y Europa”, “lograr la diversificación productiva” y que el Estado timonee la industrialización como los países de la segunda ola industrializadora Canadá, Australia, Corea del Sur”. Cabe destacar la propuesta de F. Jiménez quien muy crítico del neoliberalismo propone “cambiar el estilo de crecimiento”: “….La actual crítica situación económica en el contexto de una profunda crisis política ha generado nuevamente…… una gran oportunidad para iniciar el camino al desarrollo. Es la hora de cambiar el modelo de crecimiento y acumulación del capital. Es la hora de emprender un proceso de industrialización de nuevo tipo basado en la agricultura y en la agroindustria” “se abre la posibilidad de un manejo soberano de la política monetaria… y de cambio en la orientación de la política fiscal y de inversiones públicas” “basar el financiamiento del crecimiento en el desarrollo del mercado de capitales en moneda local”. Ciertamente una posición más de burguesía nacional pero un tanto ambigua frente al imperialismo y evidentemente dentro del mismo sistema capitalista en el que cree pueda desarrollar el país. Pero insistir, el sistema capitalista ha devenido imperialismo y ha generado naciones opresoras y naciones oprimidas (por el imperialismo) a las que no consciente un desarrollo propio ni autónomo sino bajo su dominio y sus propias reglas imperialistas; más aún dentro de  un mundo globalizado donde los beneficios van al 0.01 del 1% en perjuicio del 99%, mundo en el cual la única perspectiva de verdadera solución es desarrollar el camino hacia el socialismo.
      Más allá de estos criterios todavía no se define el cómo aunque sí está presente el término de un momento y la necesidad de definir otro. Téngase en cuenta que no es la situación de los 90s, entonces se planteaba aplicar el neoliberalismo para  hacer crecer y desarrollar el país hoy en día no tienen una ideología que defender, no lo tienen como bandera en el mundo, preocupados por el bajo porcentaje de crecimiento que tendrán como “nueva normal”, y en el Perú no hay ningún debate ideológico, baste ver lo que están discutiendo los candidatos en sus propuestas económicas.
            Y ¿qué contradicciones se expresan? Obviamente en el seno de la reacción se atizan las contradicciones y en estas elecciones presidenciales se pueden ver los intereses concretos de cada una de las facciones de la gran burguesía. Así como sus posiciones ante los diversos imperialismos, pro China o pro norteamericanos, etc. ¿Acaso los intereses de la oligarquía financiera China o norteamericana no entran en juego? Sí y ¿no querrán garantizarlas a futuro? Evidentemente; la gran minería transnacional o las grandes empresas comerciales o los agroexportadores ¿no tienen intereses concretos? También y cada facción apostará por uno u otro candidato que los represente o los defienda. Y se puede ver que a fin de garantiza sus capitales han puesto un gran número que son casi lo mismo y una ínfima minoría de posiciones que se apartan un poco más o menos pero dentro del mismo sistema dando un margen de amplitud de derecha, centro e izquierda burguesa para que ¡haya democracia!
            Igualmente se manifiesta también la contradicción pueblo-capitalismo, pues como siempre las masas, el pueblo, la clase pagarán el costo, más se incrementará la explotación para obtener más ganancias y mayor capital, así como igualmente en esta perspectiva se impulsará la apropiación de medios productivos. De modo que a la clase se le presenta la necesidad una vez más de dar rumbo desenmascarando y denunciando al gran capital pro imperialista o imperialista, a sus clases sociales la oligarquía financiera y las facciones de la gran burguesía, así como sus planes y perspectiva, sirviendo al pueblo  de todo corazón, defendiendo sus intereses, representándolo; y movilizándolo, politizándolo y organizándolo en función de desarrollar el camino hacia el socialismo. Corresponde pues prepararse junto a las masas para la ofensiva que desenvolverán con su nuevo quinto plan.
            ¿Cómo se están expresando estas elecciones? A más de lo dicho, son las más mal preparadas y embrolladas, aparte de llenas de problemas que aún no resuelven y estamos a poco  más de un mes de las mismas ¿por qué? Evidentemente porque las contradicciones y pugnas dentro de la propia gran burguesía se están atizando, se atiza la contienda entre los grandes burgueses y sus empresas, y entre monopolios pugnan intensamente por nuevas apropiaciones de recursos y mayores ganancias derivadas de plusvalía. Además, súmese también la pugna interimperialista, particularmente entre los EEUU y China (ya tiene grandes propiedades mineras en el norte, centro y sur del país) así como véase la ubicación estratégica del Perú en América del Sur y, si se está como venimos diciendo en un nuevo quinto plan de mayor explotación y crecimiento, con mayor razón contienden, manipulan o excluyen buscando la paz social con que sueñan contar.
            El poder Electoral y sus instituciones no podía estar al margen del proceso de reaccionarización del Estado peruano, dentro de esto ubicar las últimas leyes, reglamentos, instancias que desde los últimos años implementan bajo la idea de la “modernización” del sistema electoral; en verdad, lo que hay es un recorte del derecho fundamental a la organización y a la participación política de todos los ciudadanos; con mayor facilidad que ayer tras ese reglamentarismo neopositivista hay discriminación, recorte mayor de derechos políticos y mayor margen de manipulación política.
            En este proceso electoral como hacía mucho no se oía se ha dicho golpe, fraude, caos, incertidumbre, incapacidad, se han responsabilizado entre el ejecutivo, el Legislativo y el poder Electoral, se ha convocado tardíamente, se han cambiado las reglas de juego en pleno proceso, se improvisa, valen las dos leyes según el caso, se prefiere a veces priorizar el fondo como al MOVADEF y a veces la forma como a Todos por el Perú, se excluye a unos pero se deja a otros por la misma supuesta falta. Y el gran principio democrático del derecho a la participación política de todos los ciudadanos sin discriminación alguna ¿dónde quedó? Cinco funcionarios nunca elegidos votaron y botaron según su ¡criterio de conciencia!
            Con todos los manejos, maniobras y puyas que hay están ellos mismos cuestionando la legitimidad de su propio proceso electoral, no olvidar que el derecho a elegir y ser elegido es fundamental en la democracia burguesa, socavarlo es socavarla. Y ante tanto desconcierto y claridad pues no cabe sino votar en blanco para rechazar esta farsa de democracia y seguir luchando por la democratización de la sociedad peruana en función de desarrollar el camino del pueblo hacia el socialismo futuro.
            Finalmente, denunciamos que continuando con la persecución política del Estado y la reacción han negado la validez de 360,000 firma para la inscripción de la organización clasista y popular FUDEPP por lo cual convocamos a la gran campaña de denuncia contra la persecución política y por el derecho a la participación política de todos los peruanos sin discriminación alguna. ¡VOTO EN BLANCO, VOTO DE RECHAZO!

¡POR LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA SOCIEDAD PERUANA!
¡EN RECHAZO A ESTA FARSA DE DEMOCRACIA, VOTO EN BLANCO, VOTO DE RECHAZO!


Marzo 2016
MOVADEF

También te puede interesar

0 comentarios